Firma aquí a favor de los trenes Jaén-Iznalloz-Granada y Linares-Úbeda-Albacete

lunes, 27 de febrero de 2012

La verdad sobre el 28 de febrero

video

Existe una fecha muy señalada en el calendario andaluz: el 28 de febrero, Día de Andalucía. Sin embargo, nos pintan este día como un día para celebrar que estamos en Andalucía, para celebrar que somos andaluces. ¿Qué hay que celebrar? Somos andaluces porque un grupo de sevillanos así lo quiso. Os recomiendo ver el vídeo que explica muy bien el pucherazo de ese día. Un saludo.

Si quieres ver el vídeo en mejor calidad, ve a: http://www.youtube.com/watch?v=qWXlgMancmk&context=C38660c1ADOEgsToPDskI40g45n0iUCH5KLp2P3jTx

sábado, 11 de febrero de 2012

La historia ignorada de José - Capítulo I: José antes de conocer a María

-|Introducción y aclaraciones mías|-

Sobre San José no hay escrito mucho, pero lo poco que hay ha sido ocultado a lo largo de la Historia por no considerarlo real la Iglesia. En los dos evangelios que tratan sobre José he encontrado que lo hacen sobre toda la vida de José, es decir, no sólo hablan de José antes de conocer a María, sino hasta su muerte. En este capítulo sólo incluiré la vida antes de conocer a María, ya que quiero seguir un orden cronológico. De todas formas, desde luego trataré la muerte de José, pero será más adelante. Los evangelios apócrifos hablan de que Jesús contó esta historia en el Monte de los Olivos. Todo lo siguiente es el relato.

-|Introito|-

Éste es el relato de la vida de José, padre de Jesús según la carne, y que vivió ciento once años. Los apóstoles, que escucharon la historia de José contada por Jesús, la escribieron y la depositaron en la Biblioteca de Jerusalén.

-|José queda viudo|-

Había un hombre llamado José, nacido en la villa de la villa de Bethlehem1. Era muy sabio, instruido en ciencias y experto en la carpintería2 y en la construcción. Se casó y tuvo cuatro hijos y dos hijas; los nombres de los hijos eran Judá, Josetos3, Jacobo y Simeón4; los nombres de las hijas eran Lisia y Lidia. La mujer de José murió cuando Jacobo era pequeño. José, hombre justo, glorificaba a Dios en todas sus obras e iba a trabajar de carpintero fuera de Bethlehem con dos de sus hijos, ya que vivían del trabajo de sus manos según la Ley de Moisés.

-Y este hombre justo de que hablo es mi padre carnal, a quien mi madre María fue unida como esposa- dijo Jesús mientras contaba la anterior historia.

-| Datos interesantes y enlaces con los evangelios canónicos|-

  • Mc 6:3-> ¿No es éste el carpintero, hijo de María, hermano de Jacobo, de José, de Judas y de Simón? ¿No están también aquí con nosotros sus hermanas? Y se escandalizaban de él.
  • Jacobo (el hijo de José) es realmente el apóstol Santiago el Justo. ¿Cuál es la causa de la transcripción de "Jacobo" a "Santiago"? Santiago es un derivado de San Jacobo (Sancti Iacob en latín). Los hijos de José son considerados frecuentemente en la Biblia como los hermanos de Jesús. Como prueba de que es cierto, Ga 1:19 (pero no vi a ningún otro de los apóstoles, sino a Jacobo el hermano del Señor). Todo esto lleva a la conclusión de que la Epístola de Santiago fue escrita por el Jacobo que menciono como hijo de José, y de que la Epístola de Judas fue escrita por el Judas que nombro.

En la mayoría de los evangelios apócrifos se encuentra la fórmula "Bethelem" en vez de "Belén".
Otras traducciones más acertadas señalan que era artesano, es decir, se dedicaba a hacer pequeños arreglos o "chapuzas". Esto interpretación se ve reforzada por la referencia a su experiencia en la construcción.
3También se puede encontrar "Justo" en vez de "Josetos"
4También se puede encontrar "Simón" en vez de "Simeón"

Los evangelios ignorados: Punto preliminar

Hola. Creo esta entrada para explicar la forma en la que redactaré la historia y las fuentes. No quisiera demorarme mucho antes de poner el primer capítulo, pero antes de empezar, quisiera declarar que hay, como mínimo, unos 23 escritos apócrifos. Y digo como mínimo porque debido a los continuos trabajos arqueológicos se van completando los escritos y aumentando el número de ellos.

Me he leído casi todos los escritos, sobre todo los que me corresponde recopilar primera; tras hacerlo, me encontrado con que en algunos aspectos unos contradicen a otros: un ejemplo muy claro (y que utilizaré para explicar otros aspectos) es en la historia de los Reyes Magos, ya que hay 2 escritos que la incluyen y uno dice que provienen de Persia y el otro relata que lo hacen de Persia, India y Arabia. Ante tal caso, en el que no hay una "mayoría" clara, pondré una nota al pie explicando por qué he elegido una u otra, o explicando que he mezclado los dos relatos.

También quiero aclarar que seguiré un orden cronológico: primero escribiré la historia de José, luego de María, después de Jesús y para terminar, de los apóstoles. No tengo ni idea de cuándo terminaré de escribirlo todo. Entiendo que para algunos lo más interesante pueda ser la historia de Jesús y la historia de José los aburra, pero me veo obligado a hacerlo así para que se pueda entender todo. Si sirve de consuelo, lo que hay escrito sobre José es mucho más corto que lo que hay escrito sobre Jesús.

Para finalizar, me gustaría explicar que algunos textos los resumiré con la finalidad de hacer menos pesada la lectura y los apartados que encuentre más pobres, recopilaré todo lo que haya y lo reflejaré. Otro dilema que tuve era si darle forma de evangelio o de relato: me he decidido por conjugar ambas formas. Bueno, no me alargo más. En breve colocaré lo primero de San José.

jueves, 2 de febrero de 2012

Los evangelios ignorados: Introducción

Hola. No son pocos los evangelios apócrifos, escrituras consideradas en su mayoría como heréticas. Por lo general, se dice que no se sabe nada de la vida de Jesús entre su marcha a Egipto pocos días después de su nacimiento y el comienzo de su predicación. Sin embargo, no es que no se sepa nada, es que lo que se hay escrito no se considera real.

Es por ello por lo que, en mi interés de investigación, he llegado a leerme buena parte de estos evangelios. Se encuentran fácilmente en Internet, pero no existe un historia que los unifique. Aquí es adonde quiero llegar: mi propósito es escribirla.

Muchos verán con malos ojos mi decisión; sin embargo, antes de todo quiero declarar que no los escribo para constituir una alternativa a la historia tradicional de Jesús, sino que la finalidad por la que los escribo es para completar y apoyar los evangelios canónicos. Y sí, los evangelios apócrifos tienen mucho en común con los canónicos. Dentro de unos días comenzaré a redactar el primer capítulo.